Archivos Mensuales: enero 2017

Redes sociales en México

El éxito de las redes sociales (RS) en nuestro país es evidente, al grado de que las compañías de telefonía celular usan estas como gancho para retener y atraer clientes creando promociones  para Facebook y Whatsapp (que ahora son del mismo dueño) y que durante un tiempo fueron ilimitadas para muchos de los planes.

Dentro de los aspectos positivos de las redes sociales, vemos el uso de éstas como herramientas para el activismo, la política, el trabajo remoto y la cooperación. El abánico de aplicaciones es enorme y los usuarios constantemente encuentran la manera de dar nuevos usos a herramientas que utilizan con frecuencia.

Es clásica la pregunta que hace el usuario con escasos o nulos conocimientos de tecnologia al adquirir un nuevo telefono celular “¿tiene feisbu y guasap?” (SIC). esto nos da una idea aproximada de el universo de usuarios, los usos que le da a la red y la importancia que tienen estas herramientas al grado de dictar si se adquiere o no un determinado equipo de telefonía, es decir no basandose en su conjunto de herramientas o consideraciones como si tiene una buena cobertura o su batería rinde mas.

Las redes sociales son un arma de 2 filos, ya se observó en las eleciones de E.U.A. donde Trump resultó electo gracias a las redes sociales que antes encumbraron a Obama, lo que parecía ser una fiesta de la democracia se convirtiò en el aftherparty de la derecha.

Ahora en México observamos como la red se usa para desinformar, creando y  distribuyendo noticias falsas, comprando figuras mediáticas y youtubers para crear una cortina distractora o simplemete una pared de choque para las noticias, muchos internautas lejos de aplicar criterios para separar las noticias falsas de las verdaderas las consumen directamente y de ahi se convierten en otro nodo de diseminación de éstas.

No se puede calificar a una herramienta como buena o mala desde un sentido moral, las herramientas solo son eso, objetos a los cuales se les da un uso, así como el martillo en manos del carpintero crea muebles en manos del psicópata crea destrucción.

Las RS llevan una larga andadura en México pero desde el legedario IRC hasta el actual messenger-facebook hay un largo trecho en el cual algunos han aprendido a usar las herramientas con maestrìa y discernir la información que proporcionan y es que, es aquì donde muchos usuarios son “chamaqueados” toman toda información de  las redes como si de un texto infalible se tratase, sin cuestionar fuentes, prestigio de las mismas o siquiera mirar bién las fotografías o escudriñar la calidad de la redacción.

Es así que esta arma de 2 filos acaba volviendose contra los usuarios mas incautos y menos experimentados; Hace muchos años, para dotar de veracidad a la información que compartiamos con otros se decía “leì en un libro que…”,  lo cual era como un sello de calidad, (olvidemos por un momento  que habìa libros que eran charlatanería pura).

Actualmente la frase ha cambiado a “leí en X red social que”,  y con esto se pretende dar a entender que es cierto lo expuesto, lo peor es que ahora el poder exponencial de difundir información erronea genera un caos en unos cuantos clicks. El poco discernimiento que tienen los nuevos usuarios conduce a mentiras garrafales difundidas a diestra y siniestra y aprovechadas por los oportunistas que sacan tajada de ello, entre ellos, algunos sectores del gobierno.

Para cerrar a manera de conclusión  encontramos con que el panorama de de las redes en México muestra que un gran porcentaje de la población que no sabe discernir lo que es cierto de lo que no, tal como pasaba con los medios leales al gobierno en turno en el fondo el problema sigue siendo de educación al final informarse mal es peor que no saber leer.

Anuncios